© 2019  Quetzal Pahtli

Textos y Fotografías, derechos de autor reservados.

 

Creative Direction & Design by meteoro-design.com

ÚNETE A MI NEWSLETTER
 

DANZA DE LA LUNA

Te invito a vibrar en la danza cíclica de la Mujer Lunar/Solar y a profundizar en la sabiduría ancestral femenina que llevas contigo. Desde tu corazón, abres la conexión armoniosa con la Luna y los elementales de la Tierra en el abrazo del círculo y la naturaleza.

UNA FORMACIÓN EN ESPIRAL

 

Esta danza es una ofrenda que fortalece al Femenino en ti y en todas las mujeres y hombres. Durante los retiros te ofrezco mi guía para que que profundices en tu naturaleza y confíes aún más en tu corazón como canal de conciencia, amor y libertad.

 

En los retiros podrás explorar en sororidad las diferentes energías lunares y elementales presentes en ti, tratar temas claves para tu feminidad y desarrollar los pilares para vivirte radiante y plena.

 

Recordando la cultura matríztica, combino trabajos de danza sagrada, canto, arte y rituales ancestrales como el temascal con prácticas al aire libre en los templos de la naturaleza, respetando los entornos que visitamos. Todas las prácticas provienen del chamanismo, taoísmo y medicina natural de diferentes tradiciones.

 

El formato de la Danza de la Luna consiste en dos retiros en la naturaleza, de cinco días cada uno, situados cerca de los solsticios y alineados con dos fases lunares cada vez, facilitando la alta vibración de los cambios de la Tierra y la Luna, disfrutando del amor y la belleza que se da en estos encuentros.   

En cada encuentro te sumerges de pleno en el movimiento del Espíritu siguiendo esta estructura:

  • El Nacimiento de la Noche: La Mujer de Fuego y Aire.

  • El Nacimiento de la Luz: La Mujer de Agua y Tierra.

​En este ciclo anual no necesitas experiencia previa en mis trabajos, aunque sí es necesario estar en una forma física moderada que te permita danzar, caminar por la montaña y entrar a los temascales.

 

EN ESTE PROCESO SANADOR...​

Aprendes a escuchar con rigor la información procedente de:

  • la intuición

  • el mundo de los sueños

  • la sabiduría del corazón

  • la magia de la naturaleza

  • los huesos como bibliotecas vivas

  • las sincronías reveladas en este proceso compartido.

Practicas el crear, compartir, sembrar, nutrir, crecer, madurar y morir en cada ciclo de vida. También cómo permanecer en contacto con la esencia divina, con la sabiduría ancestral femenina, con el corazón que comparte sin juicios su camino consciente.

Trabajas en grupo cerrado. Una vez creado el grupo, danzamos juntas los dos encuentros para crear un círculo de confianza en el que poder profundizar.

 

Acuerdas con el círculo que creamos asistir a los dos encuentros. Este compromiso es sagrado y necesario para sostener el espacio de la danza y el círculo.

Esta práctica es algo vivo, no hay dos ciclos iguales, de la misma forma que no hay dos grupos iguales, de manera que en cada ciclo trabajas temas distintos en función del movimiento de la vida y de la energía de cada grupo y sus necesidades.

La Danza de la Luna es una práctica en espiral que cuanto más la realizas más profundidad e información te ofrece. En un primer ciclo, tocarás una capa de tu Ser. Si tu intención es llegar hasta los huesos, entonces cuanto más dances a la Luna, mejor.